Moquegua

Encanto e historia

Ciudad que se ubica tanto en la costa como en la sierra, al suroeste del Perú. Se emplaza en quebradas y valles, así como también en zonas desérticas y rocosas.

Sus suelos son ideales para la agricultura. Sus casonas y calles han soportado, desde la colonia, terribles desastres naturales. Sus pueblos pintorescos tienen molinos de siglos pasados. En sus valles abunda la buena fruta, la aceituna, el camarón y se producen exclusivos piscos y vinos.

Muy cerca de Moquegua, a media hora por carretera, se encuentra la Villa de Torata. Al llegar, podemos ver los antiguos Molinos de la época colonial, construidos en piedra, de techos con mojinete y bóvedas para la molienda del grano y conservación del producto. El más antiguo data de 1522, en la Pascana. La iglesia de San Agustín, de arquitectura colonial (1652-1691), fue construida en barro y posteriormente de piedra granítica, es santuario de la Virgen de la Candelaria desde el virreinato. A unos metros de la Iglesia, se ubican Las Catacumbas construidas de piedra granítica pulida y argamasa (cal). Posee una arquitectura característica de la época colonial con ventanas tipo embudo, que permiten iluminar el ambiente con una mínima captación de luz.

Es la única región del Perú que a lo largo de toda su historia ha centrado su creatividad en dos actividades gastronómicas; la elaboración de vinos, piscos, macerados y licores y la producción de dulces. Patasca moqueguana, la cacharrada, chicharrón de chancho, moqueguano de camarones, cuy frito, picante de cuy, arroz con pato.

Encuéntranos

Terminal Terrestre

  • Av. Manuel C. de la Torre 420 – San Francisco
  • (053) 463 309
  • 989 015 396
  • No hay atención al público

Compartir

3 julio, 2020

Ica

12 junio, 2020

Ilo